El carro está vacío
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies

Lugares desconocidos y con encanto donde perderte este verano

En esta época todos acudimos en masa a los mismos destinos, pero hay otros rincones que seguramente no conocías hasta hoy y que son mágicos.


Publicado

Cuántas veces has ido de vacaciones en verano y te has encontrado a tu primo, a tu vecino, o peor aun, a un compañero de trabajo. Y es que los españoles somos así, nos gusta el gentío, las aglomeraciones y esos lugares que son meca del turismo durante el periodo estival. Barcelona, Madrid, Benidorm, Torremolinos, Ibiza, Granada...

Destinos hay para dar y regalar y todos estos que hemos mencionado son sin duda una gran elección de cara al verano, pero como no solo de pan vive el hombre hoy os traemos una buena retahíla de lugares desconocidos por muchos, pero que pueden ofrecernos grandes experiencias libres de esa masa turística que en muchas ocasiones puede llegar a fastidiar nuestras vacaciones. Así que si esta semana te toca el Euromillón o la Primitiva y no eres nada ‘mainstream’ te recomendamos algunas de estas joyas para pasar el verano.

Empezamos por Galicia (debilidad de quien esto escribe) para hacer una parada obligatoria en Combarro, una parroquia en el municipio pontevedrés de Poio que apenas alcanza los 2.000 habitantes y donde destaca su conjunto histórico, sus calles empedradas, sus cruces y una gastronomía a la altura de un enclave tan característico como la Ría de Pontevedra. Además sirve de paso para los peregrinos del Camino de Santiago, por lo que también podrás experimentar un pequeño trozo de esta histórica ruta. Y si tienes tiempo para ponerte el bañador tienes a pocos kilómetros la Playa de Castiñeiras, de agua cristalina y muy poca afluencia, algo que se agradece en estas fechas.

El segundo lugar es para aquellos masoquistas que elijan Madrid como destino predilecto durante el verano. Aunque los propios madrileños huyen en verano del insufrible calor son muchos los extranjeros que vienen en busca del bocadillo de calamares y la jarra de sangría. Por eso, si quieres desconectar disfrutar de Madrid en plan relax te recomendamos visitar el Parque El Capricho, uno de los más bonitos de la capital y que se encuentra a una media hora del centro, en el barrio de Alameda de Osuna. Con una superficie de 14 hectáreas fue mandado construir por la Duquesa de Osuna en 1784 y cuenta con varias plazas, ermitas, fuentes y templetes en donde merece mucho la pena pasar una agradable tarde de verano.

Ibiza, Pachá, fiesta, desenfreno, gente... Puedes ir allí sí, pero si quieres estar alejado de la civilización te recomendamos visitar Cala Tarida (a una media hora del bullicio de la capital), una bahía caracterizada por sus aguas turquesa y esmeralda y arena fina y blanca. Además, y pese a estar alejada del turismo masivo, cuenta con todos los servicios necesarios para pasar un verano sin fatigas. Restaurantes, hoteles, bares nocturnos... ¡Una alternativa de lujo!

fa01c386ea58e687cef1c2b8bd672fa2f898d126

Volvemos a la península y hacemos una parada obligada en Ezcaray (La Rioja). Este pequeño municipio de poco más de 2.000 habitantes se encuentra a 15 kilómetros de la estación de esquí de Valdezcaray, y aunque ahora en verano no pega calzarse los skis te recomendamos realizar una buena ruta senderista o a lomos de una bicicleta. Si eres más de comer entonces no puedes dejar de probar la riquísima gastronomía de Ezcaray mientras disfrutas de sus calles empedradas y sus casas llenas de encanto. Tampoco te puedes marchar de allí sin visitar alguna de sus numerosas iglesias o ermitas o sin comprar una de sus características mantas.

A orillas del Ebro tenemos Tortosa, una histórica localidad tarraconense desconocida para muchos pero llena de encanto e historia. En Tortosa convivieron antiguamente tres culturas, la cristiana, la musulmana y la judía, en una mezcla que podemos ver también a día de hoy gracias a sus fortalezas, basílicas, jardines, castillos... todo un conjunto histórico que empapará a los más curiosos y donde también podrás disfrutar a golpe de tenedor con un guiso de cabra hispánica salvaje o con un suquet de pescados y mariscos.

El otro día iba en el metro de Madrid y una marquesina llamó mi atención: “Ven a Calpe”. Así que indagué a golpe de ratón y deseé cambiar en un chasquido el bullicio de Madrid por un lugar como Calpe. A tan solo media hora en coche de Benidorm este municipio de 20.000 habitantes cuenta con dos parques naturales, el Peñón de Ifach y Las Salinas, un enclave natural en pleno núcleo urbano y que se caracteriza por sus flamencos rosados. El centro histórico de Calpe tampoco tiene desperdicio, con sus características y laberínticas calles encaladas y anaranjadas.

Paz, tranquilidad, naturaleza, vida… ¿Buscas eso? Entonces ve a Taramundi (Asturias), donde con tan solo pasear por sus calles y por sus verdes montes te sentirás como a años luz de tu rutina diaria. También podrás visitar sus tradicionales cuchillerías, el museo de molinos de agua más importante de España o el castro de Taramundi, una muestra de cómo era el municipio en la Edad de Bronce. Y como seguramente te de hambre qué mejor que probar un auténtico queso asturiano: de cabra, de vaca, con avellanas, almendras… todo un orgasmo culinario.

No podemos olvidarnos de Andalucía, destino predilecto de miles de españoles durante el verano. Y si quieres un plan alternativo a la playa y el chiringuito no puedes dejar de ir a Alcalá la Real y visitar la Fortaleza de la Mota, datada del siglo XIII y XIV y en la que llegaron a vivir alrededor de 3.000 personas, toda una auténtica joya medieval de las que quedan muy pocas en España. Y ya que te has a adentrado en la Sierra Sur de Jaén te recomendamos hacer una visita al nacimiento del Río San Juan y refrescarte en sus frías aguas o acercarte a Zuheros, un encantador pueblo construido sobre rocas famoso por sus quesos.

Si el Machu Picchu te pilla demasiado lejos la alternativa está en Masca (Tenerife), un pequeño caserío rodeado de acantilados y riscos a orillas del Atlántico y que se dice que fue un antiguo escondite de piratas. El lugar es perfecto para los más aventureros, ya que existen varias rutas senderistas que van desde lo más alto del Parque Rural de Teno hasta la playa. Además podrás degustar en cualquiera de sus terrazas un refrescante zumo natural con unas vistas de infarto acompañado de la paz más absoluta.

Cambianos de isla y acabamos en Fornalutx, un pequeño municipio de 600 habitantes situado en plena Sierra de Tramontana, en Mallorca. Este pequeño rincón es de lo más pintoresco y algunos lo conocen como “el pueblo más bonito de España”. Sabemos que esa calificación es un poco atrevida, pero tras ver la magia y su belleza arquitectónica y paisajística podemos decir que Fornalutx es de esos sitios a los que hay que ir sin móvil, sin cobertura y tan solo dejarte llevar.

Comparte esta noticia

¿Interesante?Compártela con tus amigos

Ponle nota, valora esta noticia

4 Votos

Tu valoración

Comentarios


Viajar, disfrutar, sonreir, un cochazo, un casoplón, un barco, ir a grandes fiestas, ir a un festival, ir a los mejores hoteles del mundo, ir con quien tu quieras, ayudar a los demás ... Hispaloto es para aquellos que aman la vida y quieren todo eso y mucho más

Y para conseguir todo eso, lo mejor es tener un gran aliado: fórmulas matemáticas, peñas gigantes, grupos públicos de jugadores o crea el tuyo con tus amig@s, máxima seguridad y sin perder tus resguardos

Bienvenid@ a la lotería premium, es hora de ganar, ¿a qué jugamos hoy?

Síguenos en:
Descarga la APP en tu smartphone:

2004-2018 © Inforalia SL | ESB23525728. V1.9286